Es una realidad sobre la que todas las personas emprendedoras deben estar de acuerdo: el potencial para el fracaso.

Si quieres ser una persona innovadora y salir ahí fuera tienes que aceptar que cualquier aventura emprendedora tiene un riesgo. Pero ¿cómo se puede reducir el riesgo de fracaso?

Generalmente, las personas  emprendedoras recurren a la experiencia y al conocimiento de otros para aprender las lecciones que se puedan de sus fracasos y acortar la curva de aprendizaje para ellos mismos.

Se necesita tiempo para aprender cómo poner en marcha una empresa de éxito y con demasiada frecuencia, que el éxito se aprende a través de los fracasos de las empresas que tienes ante sí.

Entonces, ¿por qué fallan?. Para comprender mejor todo esto me ha parecido interesante y, razón de este post, comenzar a evaluar vuestros propios esfuerzos de puesta en marcha de una startup para asegurarnos de que no estáis cayendo en una de las trampas o fallos en las que terminan no pocas startups.

En esta infografía que os acercamos, podéis ver las 20 razones por las que una startup fracasa, de acuerdo con la investigación realizada sobre sus propias bases de datos por la prestigiosa empresa de capital riesgo norteamericana CB Insights.

Algunas son de sentido común, como por ejemplo no constatar la necesidad de tu mercado, y que además es la principal razón por la que las nuevas startups fracasan. No resolver una necesidad, o que el problema solo se resuelve con una única solución, o que no tiene ninguna diferenciación y ventaja competitiva. Otras si pueden resultar más sorprendentes, como la falta de armonía en el equipo o con los inversores. Este tipo problemas interpersonales parece que ocurren más a menudo de lo que se piensa, y en muchos casos puede resultar determinante.

Lo que te ofrecemos desde este post es la oportunidad de no perder de vista en tu emprendimiento estas causas o fallos que conducen al fracaso, para evaluar tu propia estrategia de puesta en marcha y asegurarte de que te mantienes alejado de este tipo de problemáticas.

Como podéis comprobar a la vista de la infografía ”20 Razones por las que fracasa las startups”, la suma de razones excede el 100%. La explicación es que las startups entrevistadas por la empresa autora de la investigación no citaron una sola explicación para su fracaso, sino varias que se dieron a la vez.

Además de la infografía os comentamos brevemente estas causas

Fallo 1. No resuelves una necesidad del mercado

Hacer frente a los problemas que son “relevantes” de resolver en lugar de aquellos que sirven simplemente a un mercado, se cita en el estudio como la razón número uno para el fracaso, en un notable 42% de los casos. Sirve de poco construir soluciones que no resuelven un problema importante y en un mercado suficientemente grande, ya que será difícil que llegues a tener clientes, porque nadie estará realmente interesado ni en tu oferta ni en tu modelo.

Fallo 2. No hay financiación suficiente

El dinero y el tiempo son limitados y deben ser asignados con criterio. La cuestión de qué y cómo gastarlo son cuestiones recurrentes y motivo de fallo de las empresas (29%). En tanto no se alcance el ajuste con el mercado (y la monetización), las personas  expertas recomiendan siempre algo de financiación adicional para afrontar cambios.

Fallo 3. No tienes el equipo o es inadecuado

No rodearte de un equipo diverso y con diferentes habilidades se cita como causa de problemas e incluso de fracaso en un 23%. Hay que buscar el equilibrio en los equipos, y no dejar que determinados aspectos o visiones, procedentes de alguno de los miembros, se impongan a otras. Si es necesario, acude a la opinión de expertos independientes.

Fallo 4. No ignores a la competencia

Pese a que muchos expertos recomiendan no prestar demasiada atención a la competencia y sí, más al cliente, la realidad es que una vez que la idea ya está en marcha y se ha validado el mercado, hay que conocer muy bien con quién te juegas los cuartos, pero sin obsesionarte ya que esto no resulta “saludable” para tu proyecto. En primer lugar, debes ser conscientes del número de competidores y en segundo lugar conocer convenientemente que aportan al cliente. Experimenta e interactúa con un ojo puesto en la competencia especialmente cuando sea numerosa. Ignorar que hay una gran competencia es causa de fracaso para un 19 % de las empresas entrevistadas.

Fallo 5. No acertar con el precio correcto

Dar con el precio adecuado -no demasiado alto ni demasiado bajo y que el cliente esté dispuesto a pagar- es un arte y más aún al principio. Hasta un 19% lo consideran como un aspecto crítico en el devenir de una startup.

Fallo 6.  No desarrollar bien tu producto

Los productos malos, pobres y decepcionantes aparecen porque se ignoran -de manera accidental o intencionada- las necesidades “convenientes” de los usuarios. Para evitar esto, se recomienda interactuar con los clientes especialmente en los primeros momentos. El 17% de las personas encuestadas de las startup fallidas dijeron que fue causa de cierre.

Fallo 7. No dar con un modelo de negocios desde el principio

No dar con el modelo que te permita ganar dinero desde el principio es causa igualmente de fallo (17%). Tener un producto o un canal no es garantía de éxito. El modelo en su conjunto es la clave.

Fallo 8. No tener un plan de Comunicación ni de Marketing

Conocer a su público objetivo y saber cómo conseguir su atención y convertir a clientes potenciales y en última instancia a los clientes, es una de las habilidades más importantes de una Negocio exitoso. El Marketing es un área a la que hay que dedicar tiempo y recursos. El 14% de los entrevistados en el informe confirmaron que es una cuestión clave.

Fallo 9. No “escuchas a tus clientes”

No hacer caso a tus clientes es una manera probada y verdadera de fallar de una startup. No Focalizar o recoger información de tus clientes (retroalimentación) son defectos fatales para la mayoría de las nuevas empresas. El 14% así lo confirmaron en el estudio. En definitiva, tienes que prestar atención a tus clientes y adaptarte a tus “necesidades “. Interactúa-anota-aprende y pivota si es necesario.

Fallo 10. No lanzar el producto en su momento

Un lanzamiento apresurado de un producto o servicio -especialmente en un ecosistema tecnológico- puede transmitir la sensación de que no es lo suficientemente bueno o no está perfeccionado. Y al contrario, si se saca el producto demasiado tarde, que puede haber perdido la oportunidad de entrar en el mercado. El equilibrio para no caer en el error (13%) es moverse al ritmo que vuestros clientes se muevan y con la preparación que tengan de cara a la tecnología que propongáis.

Fallo 11. No perder el “norte”

Las distracciones, pérdidas de foco, interferencias, temas o intereses personales, se mencionan como factor que contribuye al fracaso (13%). Terminas perdiendo el norte, y lo que es peor, perdiendo interés en el proyecto.

Fallo 12. Evitar la discordia en tu equipo y con tus socios/inversores claves.

Que se instale la discordia en el equipo fundador con socios o inversores claves es un problema grave a evitar, especialmente al principio, y es causa de fracaso en no pocas ocasiones (13%).

Fallo 13. No medir convenientemente para pivotar

El pivotar puede ser el inicio de un camino equivocado si no se mide correctamente. Debe ser un tema calculado, que implica cambios en el modelo, y donde hay que poner tus hipótesis a prueba y medir los resultados. De lo contrario no aprendes y fallas (10%).

Fallo 14. Tener pasión y conocimientos sobre el tema

No importa lo buena que sea la idea si no hay pasión y experiencia en la materia que abordáis en la startup. Hay muchas buenas ideas en el mundo, pero el 9% de las nuevas empresas del estudio que comentamos. apuntaban que la falta de pasión y conocimiento de campo son razones para fracasar.

Fallo 15.  No ubicarse en el sitio adecuado

Entender la ubicación en un doble sentido.  Primero, tratar de ser congruentes entre el producto o servicio y su mercado más adecuado para ponerlo en marcha, y en segundo lugar, desde donde gestionaréis vuestra empresa. Esto, en no pocas ocasiones y dependiendo del tipo de startup, lleva a errores fatales en no pocas ocasiones (9%)

Fallo 16. No interesar a inversores

Es la principal razón de quedarse finalmente sin financiación, no enamorar a inversores ni al principio ni más adelante, puede ser mala señal (8%).

Fallo 17. No valorar las barreras legales

En no pocas veces una idea atractiva y relativamente sencilla nos puede meter en un jardín de complejidades legales que puede llegar a ser causa de cierre (8%). Valorar en términos de tiempo y dinero como sobrepasar estas barreras no es cuestión menor.

Fallo 18. No hacer redes de contactos

No sólo es cuestión de hacer contactos, sino de saber elegirlos e involucrarlos en tu proyecto cuanto antes mejor. Los contactos deben hacerse para que aporten al proyecto. Tratar de abarcar “todo” el equipo puede ser un error (8%).

Fallo 19. No estar preparados para ser emprendedores

Conciliar vida personal con la de fundador de una startup es algo que a menudo no se consigue, y por lo tanto el riesgo de quemarse existe y es causa de cierre (8%). Para evitar el desgaste, además de experiencia se recomienda una vez más contar con un equipo adecuado en el que puedas delegar y con el que compartir responsabilidades.

Fallo 20. No ser flexibles y “ceder” en el momento adecuado

Empecinarnos y enamorarnos de una mala decisión o un mal producto o servicio, por razones personales o profesionales, además de frustrar al resto del equipo y minar nuestros recursos, nos puede llevar al fracaso (7%) por falta de progreso. No pivotar o ceder con suficiente anticipación es razón para fracasar.

20-razones-fracaso-startup-infografía

20 Razones por las que fracasa una Start Up

Fuentes empleadas:

  • Para la elaboración del presente POST se ha utilizado el informe de la entidad norteamericana de Capital Riesgo CB Insights
  • Se ha utilizado como referencia y algunos dibujos de la infografía propiedad de la empresa LANCE SURETY y creada por PRESITELY.