No existe un único sistema de gestión de inventarios que se adecue a todas las características de las empresas, sino que tienen lugar varios procedimientos que cada entidad debe adaptar a sus particularidades.

Existen diferentes modelos de gestión de inventarios, entre los más importantes: Just in Time, MRP, de Cantidad Económica de Pedido y ABC.

Los factores que intervienen en la Gestión de Stock de las empresas, son: la Demanda, la Satisfacción del Cliente y los Costes.

Cuando la empresa dispone de un número de elementos elevado, no puede realizar una gestión personalizada de cada uno, siendo necesario establecer un orden o prioridad a la hora de dedicar recursos a la gestión de cada tipo de elemento (artículo).

En este caso, el sistema de control ABC, proporcionan ideas interesantes sobre la gestión de inventarios.

La filosofía del sistema dice: “Muchas veces cuesta más el control que lo que vale lo controlado”.

Es un método de categorización de inventario que consiste en la división de los artículos en tres categorías, A, B y C.

Este método tiene como objetivo llamar la atención hacia los pocos artículos de importancia crucial (artículos A) en lugar de hacia los muchos artículos triviales (artículos C).

El responsable del almacén, debería clasificar los artículos en base a las siguientes reglas:

  • Artículos A,el 20 % de ellos suponen el 80 % del valor monetario del almacén, requieren un tratamiento detallado, frecuente su control de existencias y la evaluación de previsiones.
  • Artículos B, el 30 % de ellos, suponen el 15 % del valor monetario del almacén, menor frecuencia de control y su gestión de stock no tienen que ser tan detallados.
  • Artículos C, el 50 % de los artículos suponen el 5 % del valor monetario del almacén, el control no debe ser muy frecuente y las inspecciones deben ser aleatorias. Estos artículos deben estar siempre disponibles, por lo que se necesita un stock de seguridad elevado.

No solo su valor, es la única métrica que mide la importancia de un artículo, factores como la satisfacción del cliente (Coste de ruptura de stock), el tipo de demanda y el margen, influyen en la estrategia de inventario.

Hoy en día, la mayoría de los softwares de gestión de inventarios implantados en las empresas, están basados entre otros, en el modelo ABC.

Un ejemplo práctico de esta herramienta, es su aplicación en el sector farmacéutico, ya que mejora la gestión de las farmacias, sin perjudicar la calidad del servicio, al facilitar la disminución del stock sobrante y el equilibrio entre ventas e inversión del stock.

Autor: Carlos Corbi Fernandez