1. ¿Qué normativa regula la aplicación del registro de jornada laboral diario obligatorio?

Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. BOE núm. 61 de 12 de marzo de 2019.

 

  1. ¿Cuál es la fecha de entrada en vigor de la obligatoriedad de llevar un registro de jornada laboral diario en todas las empresas?

12 de mayo de 2019.

 

  1. ¿Qué trabajadores están excluidos de esta obligación?

Trabajadores con Relaciones laborales de carácter especial de las definidas en el artículo 2.1.a) ET, es decir, el personal de alta dirección.

Trabajadores que no siendo personal de alta dirección tengan suscrito con la empresa un acuerdo de libre disponibilidad del tiempo de trabajo.

Trabajadores que cuentan con un régimen específico o particular en materia de registro de jornada, como es el caso de los trabajadores con contrato a tiempo parcial, para los que ya existe una obligación de registro regulada en el artículo 12.4.c) ET o los socios trabajadores de

Cooperativas y los trabajadores autónomos.

 

  1. ¿Es aplicable el registro de jornada a fórmulas de flexibilidad del tiempo de trabajo y de distribución irregular de la jornada, como el trabajo a distancia o teletrabajo?

Si, este registro de jornada también es aplicable a ese tipo de trabajos. En estos casos, la flexibilidad horaria exigirá el cumplimiento de una determinada jornada mensual, libremente distribuida por el trabajador, por tanto, el hecho de que un registro horario diario compute excesos de jornada no se interpretará como trabajo extraordinario o por encima del pactado si, sumados los registros de los restantes días del mes, queda acreditado el cumplimiento de la jornada mensual ordinaria del trabajador/a.

En el caso de trabajo a distancia, incluido el teletrabajo, existen fórmulas asequibles que aseguran el registro de la jornada diaria, con las especificidades de este tipo de trabajo, a través de registros telemáticos o similares. En todo caso, si el empresario da por buena la firma por el trabajador de hojas o instrumentos similares de autogestión del tiempo de trabajo del teletrabajador o trabajador a distancia, tales hojas serán instrumentos válidos para dar cumplimiento a la obligación legal del registro de jornada laboral.

 

  1. ¿Quién debe realizar el registro de la jornada de los trabajadores de ETT o de empresas subcontratadas?

En el caso de las ETT, habrá de ser la empresa usuaria la obligada al cumplimiento del deber de registro diario de la jornada.

En el caso de las subcontratas, será la empresa subcontratada la responsable del cumplimiento de todas las obligaciones laborales, incluidas las relativas a registro diario de jornada.

 

  1. ¿Qué se considera como tiempo de trabajo efectivo?

El registro diario de la jornada de trabajo deberá contener el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora. Es conveniente que también sea objeto de registro todo aquello que forme parte de la jornada laboral, en especial, lo relativo a pausas diarias obligatorias legal o convencionalmente previstas, o voluntarias, para evitar la presunción de que todo el tiempo que media entre el inicio y finalización de la jornada registrada constituye tiempo de trabajo efectivo.

 

  1. ¿Cómo se registra la jornada de los trabajadores que se desplazan a otros centros o empresas clientes?

En estos casos, el registro de jornada no recogerá intervalos de entrada y salida de la empresa, siendo prueba suficiente del tiempo de trabajo real la declaración documentada del trabajador en la que se separe el tiempo de trabajo real de aquel que no lo es, independientemente de las dietas y compensaciones que le correspondan.

 

  1. ¿Qué medios pueden ser utilizados para el cumplimiento de la obligación de registro de la jornada?

Sólo se especifica en la normativa que el registro se debe llevar a cabo día a día e incluir el momento de inicio y finalización de la jornada, por tanto, será válido cualquier sistema o medio, en soporte papel o telemático, apto para cumplir el objetivo legal, esto es, proporcionar información fiable, inmodificable y no manipulable a posteriori, ya sea por el empresario o por el propio trabajador.

En el supuesto de que el sistema de registro establecido requiera el acceso a dispositivos digitales o el uso de sistemas de videovigilancia o geolocalización, deben respetarse en todo caso los derechos de los trabajadores a la intimidad previstos en el artículo 20 bis del Estatuto de los Trabajadores.

 

  1. ¿Es necesario contar con algún medio concreto de conservación del registro de jornada?, ¿Quién tiene derecho a acceder al registro?

Es válido cualquier medio de conservación siempre que se garantice su preservación y la fiabilidad e invariabilidad a posteriori de su contenido, ya se trate de soporte físico o cualquier otro que asegure idénticas garantías.

La norma exige que los registros permanezcan a disposición de los trabajadores, sus representantes o la Inspección de Trabajo. Debiendo interpretarse esa obligación en el sentido de que esos registros sean accesibles a los mismos en cualquier momento en que estos lo soliciten, es decir, se trata de un derecho de acceso pero no una obligación de entrega de copia.

 

Fuente: Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Autor: José Antonio Fernández Navarrete