Mas allá de presentaciones grandilocuentes o apariciones glamurosas en películas hollywoodienses, el trabajo de un CEO se las trae antes y después de lanzar una Startup. Definir la visión, que estrategia seguir y con qué equipo queremos trabajar, entre otros hitos, no es tarea para todos los públicos.

Para aquellos que a estas alturas desconozcáis el término, CEO proviene de las iniciales del término anglosajón Chief Executive Officer y se puede traducir como presidente o director Ejecutivo.

El CEO en los inicios de la Startup jugará el papel de ser un poco el hombre orquesta, al que se le requerirán no pocas habilidades para que la Startup no decaiga y alcance sus objetivos.

¿Cómo se le reconoce? El CEO suele tener en primer lugar, espíritu emprendedor e Innovador con un fuerte deseo de hacer las cosas “a su manera”, según su visión. Debe, además, ser resolutivo, tener mentalidad abierta, capacidad de autoaprendizaje y liderazgo valorándose mucho su capacidad comunicativa. Otro de los rasgos más reconocibles de un CEO es la tolerancia a la incertidumbre y cierta atracción por la adversidad y los retos. En definitiva, la combinación de conocimientos técnicos y habilidades personales son parte de la fórmula del éxito del CEO, aunque lógicamente variará según la importancia del proyecto.

Asumir el papel o las funciones de un CEO es imprescindible por distintas razones. Él será el impulsor y generador de dinero en los comienzos atrayendo oportunidades, inversores y clientes. A la hora de buscar financiación los inversores, suelen dirigirse, en primer lugar, a aquel miembro que resume el proyecto y este recae en la figura del Ceo, independientemente de que luego se entreviste con otros del equipo. El CEO Jugará también un papel determinante a la hora de identificar y convencer a los miembros del equipo, buscará en definitiva el talento que ayude a ejecutar su estrategia de acuerdo con su visión y será responsable de realizar un seguimiento y corregir las posibles desviaciones que en el día a día se puedan dar.

Finalmente, como emprendedor debes ser consciente de que luego viene la segunda parte, ser conscientes de lo que supone como CEO dirigir la empresa cuando ésta crezca. El salto de CEO de una Startup a líder empresarial es otra cosa, y muchas de las tareas tienen que ser asumidas por otros directores ejecutivos (CTO, CIO, CFO, COO y CMO).