Continuamos llamando la atención sobre el valor del concepto artesano como enfoque de desarrollo profesional que ya empezamos en un post anterior.

Nos gusta destacar que en la idea del modelo de negocio que encontramos detrás de los oficios artesanos de éxito actualmente, lo artesano es un elemento diferenciador muy valorado por el consumidor y que, además, aparece ligado en la mayoría de casos al concepto de sostenible y local que encaja en las nuevas tendencias de consumo que buscan y se identifican con productos responsables, respetuosos, ecológicos, de “consumo lento” o de comercio justo.

Además su valor añadido va unido a conceptos globales de calidad percibida y definida por la autenticidad, originalidad y unicidad del producto ofrecido. Estos son los elementos que pueden permitir a un emprendedor destacar su producto o servicio en ámbitos donde los precios y la oferta de marcas a través de grandes medios no les dan opción a competir.

También la Unión Europea se ha dado cuenta de que las aportaciones del valor artesano al desarrollo económico y lo impulsa con acciones tales como el Día Europeo de la Artesanía, que se celebra en toda Europa con distintas actividades.

El sitio web de actividades para España, recoge acciones que se celebrarán los días 30 de marzo y 1 y 2 de abril de 2017 por todas las regiones, ofreciendo la posibilidad de promover la realización de acciones que se acojan a este paraguas general de la efeméride, además de contribuir al conocimiento de los oficios a través de un pequeño sitio web descriptivo.

Continuando con nuestra intención de resaltar lo artesano como nuevo valor, es destacable la aparición de un nuevo perfil de profesional artesano que pretende hacer su trabajo en diversos ámbitos, ya sean productos o servicios y que se definen por ser personas con alta capacitación, incluso universitaria, en sectores vinculados al Diseño, la Moda y el mundo del Arte, el Diseño Industrial, la Arquitectura, etc. que se incorporan a distintos sector profesionales, encontrado en la artesanía una salida profesional en la que desarrollar su creatividad con libertad y con altos estándares de calidad. Según mencionan en este artículo del diario El País “estos nuevos perfiles aún no tienen un peso notable en términos cuantitativos, pero se apunta a que sí lo tienen en el plano cualitativo, ya que están llegando al sector incorporando “frescura”, conocimientos procedentes de otros ámbitos y nuevas “formas de hacer”.

Así pues, seguimos contando con lo artesano como estrategia de desarrollo de negocio y una interesante salida profesional.