01

Estados Unidos de América tiene una extensión de terreno tan grande como Europa (Sin contar Rusia que están grande como USA y Europa juntas). Un terreno sin explorar hace apenas 300 años y que produjo una etapa histórica reflejada en el cine a través de un género propio, el Western, La conquista del salvaje Oeste.

Por recordar la historia, los europeos comenzaron su llegada a Estados Unidos a través del Este, Boston, New York, Filadelfia…y poco a poco se adentraron en terrenos “salvajes” ocupados hasta entonces por los indios nativos.

En un primer momento, las ciudades de New York y Boston eran imprescindibles en la relación con Europa. Los barcos salían y llegaban a sus puertos dando de esta forma riqueza y prosperidad a sus habitantes. Desde Estados Unidos se abastecía al viejo continente de cereales y azúcar entre otras provisiones.

02

Pero la conquista de los territorios del Oeste produjo cambios. Poco a poco las tierras del denominado Medio Oeste (Illinois, Indiana, Ohio, Kentucky…) se convirtieron en granero del mundo. Una gran cantidad de alimentos que había que trasladar hasta puerto y desde allí en barco hasta Europa. ¿Y que ocurre? Que el Rio Mississippi cruza de norte a sur todo el Medio Oeste, llegando a desembocar en New Orleans. ¿Qué puede significar esto? ¡Correcto! La importancia de New York y Boston como puertos de salida comenzaría a decaer, subiendo el poder de New Orleans. Con lo que los habitantes de unas ciudades empezarían a vivir peor y la de otra mejor.

Pero los neoyorkinos no se quedaron de brazos cruzados. Si el río no va hasta ellos, ellos van hasta el río. O expresado de otra forma. Construyeron un canal, DE MÁS DE 500 KILÓMETROS, para poder llevar el fruto de las cosechas desde Illinois, Indiana, Ohio… hasta su puerto. Y así seguir siendo la capital financiera (empresarial en aquel entonces) del Nuevo Mundo.

03

Este gran hito de la ingeniería se llama canal de Erie, y conecta el Lago Erie (de la zona de los Grandes Lagos) con el Rio Hudson.

Esto es un claro ejemplo de Espíritu Emprendedor. Y es muy clarificador porque el canal no lo construyó el Gobierno de los Estados Unidos, lo construyeron empresarios ante la necesidad de seguir creando riqueza (y que aportó la creación de miles de puestos de trabajo).