La gestión diaria de una tienda online requiere de una atención y tiempo que en muchas ocasiones es difícil de mantener. Nos referimos a la logística de los pedidos. Debe de ser revisado diariamente, tanto la petición de pedidos al proveedor, su recepción, el control de almacén, así como la preparación y el seguimiento del pedido.

El primer paso a tener en cuenta es la gestión de los pedidos. Debemos tener un contacto directo con los proveedores. Al ser una tienda online no es tan fácil prever el stock necesario en un primer momento, pero observando el ritmo de pedidos nos podemos ir adaptando y de esa forma prever con antelación las necesidades de stock. Además, teniendo en cuenta las distintas temporadas y los momentos de mayor demanda.

En segundo lugar, tenemos la recepción y ubicación de la mercancía.

Podemos optar en gestionar nosotros el almacén o subcontratar este servicio. En principio vamos a plantearnos que lo hagamos nosotros, hay que tener en cuenta ser eficaz y previsor. Elegir un espacio adecuado a las necesidades de almacenaje en función de la demanda prevista. Y revisar muy bien la mercancía cuando la recibamos. Una vez revisada debemos clasificarla de forma eficaz para colocarla en almacén. Para esta tarea podemos contar con programas informáticos que nos pueden ser de mucha ayuda para la clasificación. Datos claves que debemos comprobar en los productos: referencia, fecha recepción, unidades y ubicación.

El siguiente paso es la preparación del pedido. Si gestionamos correctamente el almacén no tiene porqué darnos problemas. Debemos imprimir el albarán del pedido, buscamos el artículo, lo embalamos, pesamos y sellamos. Y sería la empresa del transporte la que recogería el paquete firmando el albarán para quedar constancia de su recepción.

Y en ese momento, enviamos un e-mail al cliente con el código de pedido para que lo pueda consultar con la empresa de transporte. El hecho de poder hacer el seguimiento de su pedido les da confianza y seguridad. Y a nosotros nos interesa que esté satisfecho y repita.

Y por último, la entrega del producto. Este paso le corresponde a la empresa de transportes. No obstante, debemos de estar preparados por si se produce una devolución del pedido para que también sea de forma ágil.

Importante la logística, si no tenemos una buena logística nuestra tienda online no sobrevivirá.

También hay que atender al cliente vía email, chat online y teléfono para el pedido y consultas.

Y por supuesto, que la tienda online esté actualizada con los nuevos productos, ofertas y promociones. Seguir optimizando la posición en buscadores y redacción de textos. Seguir subiendo fotos de los productos y diseñar los banners promocionales.

En definitiva, tenerlo todo a punto para que nada pueda fallar y ser lo más eficiente posible en la gestión diaria de pedidos

Tienda Online: Cómo gestionar los pedidos de nuestro comercio electrónico

https://www.youtube.com/watch?v=hdYIWMwm-YI

SILVIA MOYANO GRACIANO

CADE MONTILLA

CÓRDOBA