Cuando como empresa se dedica al comercio electrónico para lograr sus objetivos requiere el empleo de métodos sistemáticos de análisis para conocer la situación real de la tienda online.

La empresa debe tener claro dónde está y hacia dónde quiere dirigirse. Y para tener datos en tiempo real es importante hacer mediciones. En caso contrario difícilmente podremos conseguir los objetivos propuestos.

La medición se hace mediante indicadores, el uso de estos debe permitir una medición sistemática y planificada. Y para llevar a cabo esto, debemos definir los objetivos de la tienda online y la plataforma a utilizar entre otros. Debemos seleccionar los indicadores que nos interesan y el plan de monitoreo y un tablero de gestión que incluya la periodicidad de las mediciones y el método con el que las realizaremos.

Algunos indicadores claves del rendimiento.

El control del tráfico de las visitas es fácil de analizar con el Google Analytics, esta herramienta nos permite analizar este tráfico (si son usuarios únicos, los abandonos de la página, palabras clave, el tiempo que han estado en cada una de las páginas que componen nuestra web, etc.). Esto nos permite analizar en qué paso perdemos clientes y de esa forma buscar la solución al problema, puede ser en el formulario o bien en el pago.

Otro de los indicadores que podemos estudiar es la tasa de conversión y de abandono. La tasa de conversión es un indicador muy importante, consiste en dividir el número de visitas a nuestra web entre el número de ventas realizadas en ese periodo y sacar el porcentaje (ventas/visitas*100). Y la tasa de abandono podemos controlar ese indicador tan sólo configurando dos objetivos, la visita al carrito y la confirmación de compra, a través de Google Analytics.

El indicador de los productos más vendidos, si los analizamos nos permitirá orientar nuestra estrategia para potenciar los más rentables, desechar los menos y añadir nuevos.

Si estudiamos el valor medio del pedido nos podría servir para medir las estrategias que funcionan para incrementar el pedido medio de clientes.

Si estudiamos el número y tipo de productos nos permitirá poner en marcha las tácticas de venta cruzada más eficientes para nuestros clientes.

Otra cuestión a tener en cuenta es la recurrencia de los clientes a comprar. Todos sabemos que hay determinados momentos del año en la que los clientes suelen ser más proclives a acudir a nuestra página, por tanto, podríamos lanzar ofertas en estos momentos. Todo depende de los productos o servicios que ofrezcamos en nuestra web. Es interesante tener en cuenta el porcentaje de renovación y en qué momento se produce.

Además, importante investigar la procedencia de los clientes para de esta forma tener en cuenta las fuentes de donde provienen, indicador de que funcionan, y donde debemos invertir para promocionar nuestro negocio.

Otro indicador a tener en cuenta son los clientes nuevos, que son nuevos en nuestra página y terminan comprando.

Hay que medir también los indicadores de influencia, con métricas podremos cuantificar el impacto de nuestras acciones en las redes sociales, cuando se comparte un post, o retuits o vídeo en YouTube.

Valorar el impacto de las promociones. Si incluimos pruebas gratuitas de producto, debemos valorar el porcentaje de conversión al pago.

Y por supuesto, hay que conocer el tipo de clientes, cuánto más información tengamos de ellos y mejor los conozcamos mejores decisiones podremos tomar para nuestro negocio.

“Todo es medible”

Tutorial para principiantes de Google analytics https://www.youtube.com/watch?v=o-obgiAB1Kc

SILVIA MOYANO GRACIANO

CADE MONTILLA

CÓRDOBA