Desde este Blog los Técnicos/as implicados en la realización del itinerario del Programa CRECE en el CADE de La Zubia queremos hacer una reflexión y transmitir nuestras impresiones después de haber finalizado esta experiencia.

En un primer momento el objetivo era claro: facilitar la puesta en marcha de los proyectos de los emprendedores/as que habían decidido acompañarnos en este itinerario. Nuestra labor: proporcionar a estos emprendedores/as las estrategias y herramientas necesarias para alcanzarlo. Estas estrategias representan un cambio sustancial con respecto a la tradicional manera de enfrentarse a la puesta en marcha de un proyecto, empezando por cambiar la forma de mirar nuestro entorno para detectar ideas y oportunidades de negocio. Nos hemos movido sobre los ejes del triángulo que sostienen los proyectos: cliente-idea-mercado. Y lo hemos tratado de hacer identificando y revalorizando las fortalezas de los emprendedores/as.

Creemos que los aspectos críticos para el éxito radican en la búsqueda de una diferenciación con el resto de empresas de la competencia y la necesidad de seguir una estrategia de orientación al cliente. La comprensión de estos aspectos nos los han facilitado ejemplos y casos de éxito, en su gran mayoría próximos a nosotros, lo que nos permite identificarnos y motivarnos hacia el alcance de nuestro objetivo. Siguiendo la metodología CANVAS hemos utilizado herramientas como la del mapa de empatía, análisis de nuestra propuesta de valor, desarrollo del lienzo de modelo de negocio. Nos acercábamos al final del itinerario, y una vez tuvimos confeccionado nuestro modelo de negocio quedaba pendiente la estrategia a utilizar para poder contrastar la viabilidad del mismo. Esto lo hicimos bajo la filosofía de trabajo que plantea el modelo Lean Startup: no buscamos rentabilidad sino sostenibilidad minimizando al máximo los riesgos, invirtiendo el orden tradicional de los factores en la puesta en marcha de un negocio: primero ventas, después inversión. El reto final ahora corresponde sólo a los emprendedores/as: salir a la calle y dar sentido a todos estos conceptos que por sí solos no tienen ninguna razón de ser hasta que no se llevan a la práctica: PMV, prototipo, iteración, pivotar, conocimiento validado…

Hemos conformado un grupo humano muy motivado tanto por mejorar sus ideas de negocio, como por generar un ambiente de trabajo dinámico, práctico y facilitador de sinergias entre sus integrantes y sus proyectos. Ha sido una oportunidad para nosotros poder CRECER personal y profesionalmente con estos compañeros/as de viaje, emprendedores y emprendedoras valientes, que han compartido experiencias, ideas y conocimientos, se han apoyado mutuamente y han trabajado en equipo para, esperemos que lo más pronto posible, puedan hacer la realidad sus ideas de negocio.

Gracias a todos/as.

Jose Antonio Dionisio, Paloma Sanféliz y Rosa Mª Garzón