Ganadores de la tercera edición del concurso “Ideas Factory”: Zzzone

En los últimos años se han puesto en marcha, programas de fomento del espíritu emprendedor, con concursos que tienen una duración de 48 horas, para que los participantes de estos eventos, desarrollen una idea y validen su modelo de negocio.

Los asistentes trabajan desde las 9 de la mañana hasta las 12 de la madrugada en espacios de emprendimiento. Se suelen crear equipos interdisciplinares, que están compuestos entre 3 y 5 integrantes, con informáticos, ingenieros, estudiantes de marketing, derecho y ADE, y otras titulaciones.

Estos concursos suelen estar enfocado a estudiantes universitarios y a personas emprendedoras creativas, por lo que suelen tener el patrocinio de la Universidad donde se realiza el evento, así como de los organismos y entidades que se dedican al emprendimiento, a la creatividad e innovación. Se busca aplicar el conocimiento teórico aprendidos en las aulas por parte del alumnado de la universidad, para conseguir el éxito de cada proyecto realizado.

El espíritu de estos eventos, es cambiar el mundo que nos rodea, mejorarlo o hacerlo más fácil, a través de la innovación o las nuevas tecnologías.

La experiencia de participar significa realizar el desarrollo de una solución innovadora desde el proceso de ideación, hasta la generación de un modelo de negocio y la creación de un prototipo o Producto Mínimo Viable.

Los concursantes suelen pasar un fin de semana, de viernes a domingo, o de jueves a sábado, con talleres y actividades realizadas por expertos consultores, que les dan pinceladas sobre los aspectos más importantes a tener en cuenta para el desarrollo de sus proyectos, aplicando competencias relacionadas con la propuesta de valor, el mapa de empatía y la generación de nuevas soluciones.

Los participantes son mentorizados por un equipo de profesionales, que les orienta el trabajo al diseño y la validación de proyectos, en un entorno que favorece la innovación. Los mentores les ayudan a pivotar su modelo de negocio, hasta hacerlos viables.

Un ejemplo de estos concursos, es “Ideas Factory”, en el que ha participado Andalucía Emprende en su última edición. Es un modelo de emprendimiento creativo, que busca soluciones innovadoras entre los estudiantes universitarios. Lo que pretende es facilitar la generación de ideas desarrolladas por equipos multidisciplinares, y su maduración en proyectos de base universitaria.