Muchas empresas  ofrecen un producto o servicio excelente, que es el resultado del esfuerzo y del conocimiento que tienen de sus clientes. Se trata de aprovechar esta ventaja para promocionar el negocio y aumentar nuestras cifras de ventas y es aquí donde entra el marketing de proximidad.

Aunque el marketing de proximidad en redes sociales se puede relacionar con tu local de actividad, para interactuar con tus clientes, con el lanzamiento de promociones o para sacar el máximo provecho al día a día de tu comercio local, en este artículo nos centraremos en ofrecer algunas ideas prácticas para la promoción del negocio en redes sociales a partir de tu producto o servicio.

Aquí os dejo algunas ideas para conseguirlo:

Productos del día. Haz fotografías del producto, un vídeo de como utilizarlo o como se ha preparado o elaborado y compártelo en tus redes sociales.

Productos o servicios personalizados.  Acepta encargos a medida y escucha atentamente las peticiones de tus clientes a la vez que les informas de todas las opciones de personalización que ofreces. Estos serán los mejores promotores de tu negocio. Difunde tus servicios de personalización, pero no lo personalizado ¡¡Discreción!!

Servicios o productos a la carta. La oportunidad de comunicarte con tus clientes todos los días es un tesoro para conocer que les gustaría probar. Hazlos partícipes de tu búsqueda y comparte estas experiencias en las redes sociales. Hazlo de forma creativa y correcta y así tus clientes tendrán motivos para visitar de nuevo tu negocio.

Enseña a tus clientes cómo lo haces. Abre tu negocio a tus clientes y comparte con ellos tus recetas, tus trucos, tus métodos, tus gustos, realiza jornadas de puertas abiertas, ofrece formación sobre tus productos y servicios. Esto te proporcionará nuevas oportunidades y la posibilidad de comunicar tu pasión por lo que haces, la calidad que ofreces y un feed-back en directo con tus clientes. Aprovecha la ocasión y súbelo a tus redes sociales.

Productos o servicios con edición limitada. Crea un producto o servicio que sólo estén disponibles durante un determinado periodo de tiempo (el aniversario o la nueva apertura de tu negocio, la fiesta mayor del pueblo, la navidad…). Ponlo en marcha y compártelo en tus redes sociales.

Recién hecho, recién difundido. Si tus productos los elaboras tú mismo, aprovecha las redes sociales y difunde tus productos recién elaborados. Si se trata de productos alimenticios aprovecha los picos de acceso a estas redes, mañana y horas de comer, para publicitar tus productos con fotos creativas y originales.

Cuenta la historia o la tradición de tus productos o servicios. Seguro que algunos de tus productos o servicios tienen su propia historia o forman parte de alguna tradición. Cualquier ingrediente emocional que pueda añadir alma a tus servicios o a tus productos pasarán de ser un simple objeto, alimento o servicio a formar parte de una historia. ¿Consecuencia? Llegarás aún más a la parte sensible de tus clientes y aumentarás tus ventas. Como siempre, las redes sociales como canal de difusión.