En la situación actual del mercado laboral y del mundo empresarial la innovación debe ocupar un lugar preferencial por no decir indispensable en la dirección estratégica de la empresa para poder crecer y expandirse.

¿En qué consiste la innovación?  Pues innovar no es más que crear y aplicar nuevas formas de presentar un producto o un servicio. Debemos de aportar un valor diferencial con lo que ya existe para destacar sobre nuestros competidores, aportar algo más que capte la atención de la clientela.

La diferenciación es lo que nos hará destacar sobre el resto que existe hoy en día en el mercado. Hoy nos encontramos con un empresariado muy competitivo y que avanza a pasos agigantados en materia tecnológica y que no tiene barreras territoriales.

También la manera de consumir y las tendencias están cambiando continuamente, las personas cada vez están más concienciadas con la sostenibilidad, la responsabilidad social, los hábitos saludables, etc.

Está claro que si nuestro sector cambia hay que cambiar a la par y adaptarnos a las demandas. Hay que apostar por el cambio para cubrir las necesidades de nuestros consumidores, elaborar experiencias únicas que nos permita fidelizarlos. Si no lo hacemos así, nuestra empresa estará destinada al fracaso y la desaparición.

Intentemos implantar la innovación como una filosofía empresarial en nuestra vida y negocio, esto nos permitirá mayor garantía de futuro.

Como decía Steve Jobs “La innovación es lo que distingue a un líder de los demás”

Y aquí os dejo un artículo sobre 10 ideas de negocios que pueden ser innovadores de Andrea Núñez-Torrón Stock

http://www.ticbeat.com/empresa-b2b/10-ideas-para-negocios-innovadores-en-2018/

Silvia Moyano Graciano

Técnico del CADE de Montilla (Córdoba)

Andalucia Emprende, Fundación Pública Andaluza

JUNTA DE ANDALUCIA