Pongamos unos ejemplos para que se entienda este concepto:

  1. Antonio es instalador de aire acondicionado y un día decide que, dado que tiene un hueco y ha llegado un aparato que al final el cliente no va a querer, en lugar de devolverlo, va a aprovecharlo, porque está a un muy buen precio y se adapta a su vivienda, haciendo la instalación durante un día completo.
  2. Luisa abre por las mañanas su pequeño comercio de alimentación ecológica y antes de abrir, decide reservar determinados alimentos, de los que quedan pocos, teniendo además la fecha de caducidad cercana para usarlos en la cocina y aprovecharlos.

Ambos se hacen la misma pregunta: ¿no tendría que haber facturado esto? .En realidad, lo he comprado a un proveedor, pero me lo he quedado yo. Aquí aparece el concepto de autoconsumo. La ley lo contempla, en concreto en el artículo 4 de la vigente Ley del Impuesto sobre el valor añadido. En ella se dice lo siguiente:

Estarán sujetas al impuesto las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, incluso si se efectúan en favor de los propios socios, asociados, miembros o partícipes de las entidades que las realicen.

Por tanto, los consumos de bienes y servicios causados por los propios empresarios autónomos o socios están sujetos al IVA. De esta manera, el legislador consigue la neutralidad del impuesto y que ser repercutan las cuotas soportados. Puntos a tener en cuenta:

1.¿Qué hacemos mal?.

Un hecho que nos lleva a confusión es que el autoconsumo quedaría definido como entrega de bienes y prestaciones de servicio realizadas a título gratuito, es decir, sin recibir ningún tipo de contraprestación por ellas. Eso induce a pensar que como nos llevamos muebles, ropa, comida o ruedas del vehículo y no hacemos ningún pago, que no es necesaria la factura, ni la contabilidad, ni el IVA. Pues bien, esto es un error.

Aunque no se cumpla el requisito del pago, el autoconsumo se ha asemejado al resto de operaciones mercantiles, compras y ventas, para evitar que los productos autoconsumidos vayan sin IVA o que el sujeto se beneficie de deducciones, que dadas las características de la operación NO LE CORRESPONDEN. Por tanto,  un error común, incluir los gastos autoconsumidos como gastos deducibles.

Otro concepto a tener en cuenta es que no se contabilicen conscientemente, lo cual, podría constituir un fraude con la finalidad de deducirse los gastos.

2. Tipos de Autoconsumo:

a) En función de la titularidad transmitida se considera:

Autoconsumo externo: si la titularidad del bien sí se transmite de la empresa al socio, o en el caso de autónomo empresario individual al ámbito personal. En este caso, los bienes o servicios salen del patrimonio empresarial o profesional, de forma gratuita para ser usados por el empresario.

No tienen por qué ser mercancías, pueden ser objetos del material de oficinas, muebles, vehículos o cualquier otro elemento. Incluso las entregas parciales, por ejemplo, el vehículo, que es utilizado en determinados momentos del día, semana o año para uso particular.

Se incluirían en este concepto las entregas a empleados.

Autoconsumo interno: si la titularidad del bien no se transmite de la empresa al socio. En este caso, la afectación de los bienes queda dentro del ámbito de la misma empresa. Por ejemplo, si una empresa vende máquinas de cortacésped y usa una de las que tiene para adecentar la entrada al establecimiento.

b) En función de si se tratan de bienes o servicios distinguiríamos entre:

Autoconsumo de bienes (recogidos en el art. 9 de la Ley 37/1992, del Impuesto sobre el Valor Añadido). Aquí incluiríamos a los bienes producidos, construidos, extraídos, transformados, adquiridos o importados en el ejercicio de la actividad empresarial del sujeto pasivo.

Autoconsumo de servicios (recogidos en el art. 12 de la Ley 37/1992, del Impuesto sobre el Valor Añadido). Aquí se incluirían bienes y derechos que no se contemplen en el art. 9.

3. Está sujeto o no al IVA el autoconsumo.

Como regla general los autoconsumos estarán sujetos al IVA pero existen estas excepciones:

  1. Los autoconsumos de bienes, las transferencias de bienes y los servicios cuando no se haya atribuido a quienes los realizan el derecho a la deducción total o parcial del impuesto soportado por la adquisición o importación de los bienes, o sus componentes autoconsumidos, con independencia de que se efectúen para fines empresariales o ajenos a la empresa.
  2. Las demás prestaciones de servicios, en las que el sujeto pasivo se limite a prestar el mismo servicio que ha recibido, cuando se realicen para fines ajenos a la empresa y que no se le haya atribuido el derecho a la deducción total o parcial del impuesto soportado por el servicio recibido.

4. Contabilidad

En muchas ocasiones este tipo de entregas pasan desapercibidas y no se contabilizan correctamente, y en otras ocasiones se hace de forma voluntaria, pero es importante conocer y registrar las operaciones de autoconsumo para llevar un adecuado control de la actividad.

En lo referente a los autoconsumos externos, existe un cambio de titularidad, por tanto, será necesaria y obligatoria la expedición de factura. En este sentido, a la retirada de bienes con destino al patrimonio particular de la explotación deben incluirse en la cuenta 550 “Titular de la explotación” contra el abono de la cuenta 477 “Hacienda Pública, IVA repercutido”.

Cuando la operación no sea deducible se llevará a una cuenta de “Pérdidas procedentes de activos no corrientes y gastos excepcionales” (67X) contra el abono a la cuenta 477.

En cuanto a los autoconsumos internos, las operaciones no suponen cambio de titularidad. En este supuesto se ajustará la cuota autorrepercutida en la 477 “HP IVA repercutido”, mediante el cargo de la cuenta 634 “Ajustes negativos en la imposición indirecta”

Si el autoconsumo fuera deducible se cargaría a la cuenta 472 “HP IVA soportado contra el abono de la 477.

 

Autor: Jose Miguel Nuñez Hidalgo