Tras una bajada en el sector de alimentos congelados, sobre todo en los productos clásicos por desconfianza tanto en su proceso como en el exceso de sal, este sector se ha reinventado tanto en su formato como en su contenido. Se apuesta por conservar las propiedades nutritivas de los productos, podríamos decir que el sector de los congelados se renueva y actualiza basándose en las demandas del consumidor.

Debemos reconocer que existe un crecimiento lento, pero empieza a repuntar.

Los hogares jóvenes son los que han contribuido a este incremento en el consumo de productos congelados, lo que da una visión de esperanza a este sector. También la nueva generación con niños está liderando este aumento y se sienten atraídos por la conveniencia y los aspectos saludables de los productos congelados.

Al encontrarnos en una vida caracterizada por el poco tiempo y el estrés pero a los que les gusta cocinar y valoran la buena comida es una opción. También los consumidores vegetarianos y veganos y los intolerantes a ciertos alimentos o posibles alérgicos son un buen mercado para este sector.

Las principales motivaciones de los consumidores son:

– Búsqueda alimentos de calidad, con alto valor nutricional y saludables

– La conveniencia y facilidad de cocinado

Siempre se había apostado por alimentos frescos porque se consideraba que era más nutritivo y sano que el congelado, pero esto está cambiando. El cliente cada vez está más informado. Conoce que la congelación de los alimentos hace que se mantenga igual de nutritivos que los frescos, además que las marcas están ofreciendo productos cada vez más saludables, de mayor calidad, variedad y alto valor nutricional.

Y para cumplir con estos requisitos de productos sanos, sin aditivos, mejor procesados y fáciles de preparar hay que hacerlo constar en las etiquetas, esto les permite mayor transparencia.

Otro producto que cada vez se ve más en los establecimientos de hostelería es la fruta congelada, por lo que la combinación de estas no tardará en llegar. Por ejemplo, frutas enteras congelas, cubitos para añadir a la leche y obtener batidos de forma directa, sobres de frutas y verduras trituradas, etc. Con estos nuevos congelados el cliente le permite experimentos nuevos sabores e ingredientes.

Además, el sector de los congelados está entrando en la categoría gourmet, platos preparados con ingredientes de alta calidad como las trufas o Chardonnay o recetas del mundo.

A pesar que el sector de los productos congelados es un mercado maduro puede presentar grandes oportunidades de innovación y crecimiento. Se prevé que se incremente anualmente un 4,9% hasta 2022.

Debemos tener en cuenta adaptarnos a los distintos gustos o demandas, comidas con menos sal y grasas, alimentos libres de lactosa, gluten o huevo. Y tener en cuentas determinados públicos como son los jóvenes, familias monoparentales, singles; ya que son segmentos de mercado muy susceptibles de consumir productos congelados. Una idea podrías se incluir categorías de soluciones individuales o en porciones.

https://www.youtube.com/watch?v=EUJZpy2B-tA

Silvia Moyano Graciano

CADE MONTILLA

CÓRDOBA