Aquí estamos todos intentando contar nuestra historia en menos de dos minutos, y de repente llega Lego y dice: “preferimos menos visitas pero de más calidad, así que vamos a contar bien de dónde venimos”. ¡Y éste es el magnífico resultado! Aquí os lo dejamos, una historia apasionante, disfrutadla.

 

Por cierto, el vídeo tiene más de 500.000 visitas en Youtube. A nosotros nos ha hecho soltar alguna lagrimilla. ¿Qué os ha parecido a vosotros?